No hay mal que cien años dure, comentario de mercado 08/11/17

Alguno se preguntará de qué va el título de hoy, y la respuesta es rápida a la par de dolorosa para nuestra cuenta, y es que ayer nos vapuleó el mercado y hoy nos ha vuelto a dar otro revolcón, y además para hacerlo más doloroso y humillante después de que saltara nuestro «stop de desprotección», el precio ha empezado a escalar aunque no con muchas ganas posiciones alcistas.

Lo de hoy ha sido una buena metedura de pata, pues nos hemos adelantado, y además no hemos hecho uso de todos los instrumentos que la teoría de Elliott nos brinda, y que además nosotros de conocerlos y  que desde esta página os hemos hablado, no hemos tenido la precaución  antes de posicionarnos de  utilizarlo.

Pero dejémonos de suspense, esto no es un película de intriga, el instrumento del que os hablamos se trata de algo que para más inri lo tenemos publicado en nuestra «doctrina», auténtico catecismo que debemos conocer y cumplir, si no queremos caer en las garras inmisericorde del mercado. No hemos hecho caso o mejor dicho no hemos utilizado a Elliott para el cálculo de los tiempos en las ondas correctivas, craso error que nos ha supuesto una nueva operativa negativa de la que por ahora no levantamos cabeza.

Por el canal de Telegram os hemos hecho un recuento en el que después de ver las tres primeras ondas de una pauta de impulso, si bien con respecto a la onda 1ª nos hemos tenido que «tragar algún buen sapo» para considerar a esta como impulsiva, y creyendo haber visto el final de lo que podría ser una pauta plana, nos hemos puesto largos en el futuro del dax. El tiempo poco después nos ha puesto en nuestro sitio y nos ha dicho que estábamos equivocados y que no tengamos tantas prisas en recuperar el terreno perdido días atrás, y ahora estoy hablando metafóricamente, pues todos entendéis que me refiero a la cada vez más mermada cuenta.

Como os decía anteriormente, si hubiésemos hecho una pequeña comprobación aplicando la teoría de Elliott hubiésemos comprobado como el tiempo para la formación de la pauta plana estaba todavía dentro del rango de más probable, y además le sobraba todavía muchas más barras de 1 minuto para que viésemos el final de ésta.

Los errores en el trading se pagan, pero los exceso de confianza o de soberbia (recordad los pecados capitales y el trading), se pagan mucho más caros, tanto que cuando uno se da cuenta del error cometido y además lo achaca a una mala praxis por un exceso de «ego», no te quedan muchas ganas de operar en una temporada.

Para los pecados la Iglesia tiene su penitencia, y el perdón de éstos se consigue mediante la absolución de un sacerdote, previa la muestra de contrición y  posterior cumplimiento de la penitencia impuesta por éste en forma de rezo de varias oraciones. Nuestra actuación (llámese pecado) exige el cumplimiento de una penitencia que, a diferencia del pecado en la que el sacerdote como un juez y en nombre de Dios nos impone un mandato, en el tranding debe ser uno mismo el que decida la pena, y por nuestra parte hemos decidido «declarar una tregua unilateral» con el mercado, pues éste nos está ganando la guerra batalla tras batalla.

Así las cosas, nos vamos a dar un tiempo a la espera de que el mercado y los índices se clarifiquen, no queremos ser «carne de cañón», en una guerra en la que llevamos todas las de perder. Ya lo hemos dicho en muchas ocasiones, somos pequeños, demasiados pequeños para querer llevarle la contraria al mercado.

Dicho lo anterior, sí vamos a continuar relatando por el canal de Telegram lo que vayamos observando en los mercados, de modo que, si alguno de los que nos seguís os sirve de algo lo podáis utilizar. No somos timoratos, únicamente que no nos gusta ser el esparrin de ningún boxeador y menos de los pesos pesados del mercado.

Pasad una feliz noche, y como dice el título del comentario de hoy, tened en cuenta que, no hay mal que cien años dure, y seguro que pasado un tiempo, esperemos que no largo, podamos estar en los mercados con la mejor predisposición para si bien no batir lo que sabemos que es imposible, poderle robar nuestra porción de queso que, últimamente se nos niega.

Os adjuntamos la gráfica del futuro del dax en 1 minuto, en la que creemos que todavía queda una pequeño latigazo alcista, para desde ahí buscando el lado corto se forme la onda 5ª que ponga fin a la pauta que estamos siguiendo.

Futuro dax 1 minuto.