Futuro Dax, trabajo duro y merecida recompensa

La semana que hemos dejado atrás, ha sido apasionante y muy positiva en cuanto a resultados. Desde primeros del pasado mes de febrero (día 5) en que se produjo lo que hemos denominado el “tsunami”, y nuestro “buque insignia” de los índices (Futuro del Dax) se dejase más de 1.7000 puntos en una rápida pauta impulsiva desde los máximo de finales de enero de este año 2018, hemos estado siguiendo muy de cerca la evolución de los mercados en general y del Dax en particular.

En nuestro mejor recuento para el futuro Dax, y desde los máximos de finales de enero, creemos que podemos estar asistiendo a la formación de un gran zigzag, y fundamentamos nuestro recuento, pues la única corrección que se inicia tras un pauta impulsiva son los zigzag, y la estructura impulsiva de la caída que sea producido desde la tarde-noche del 5 de febrero, es claramente visible y numerable.

La posterior corrección alcista después de hacer mínimos el día 9 de febrero, nos corrobora aún más el recuento, pues ésta no ha sido capaz ya no de llegar al 61.8% de la caída, sino que a duras penas ha cubierto el 38.2 % de la caída. Por teoría sabemos que, en los zigzag la corrección no debe llegar al 61.8 % de la pauta impulsiva previa y además que, cuanto menor sea la corrección menor será la fuerza de ésta y mayor la tendencia marcada por la pauta impulsiva (en este caso bajista).

Igualmente sabemos que, la pauta impulsiva que se inició el día del tsunami (5 de febrero), fue la reacción a la explosión de una pauta terminal que precisamente ayer sobre 14:00 horas cubría el 100% de toda la pauta, y de la que más tarde hablaremos.

Que la tendencia bajista era la dominante y que las fuerzas bajista poco a poco iban tomando el control de la situación, os hemos ido contando durante todo el mes de febrero, en todos y cada uno de los comentarios de mercados del mes, así las cosas era imposible encontrar en ninguno de ellos un comentario que hiciese referencia al posible rebote de los mercados.

Cierto es que la pauta para los mercados europeos pasaba por lo que hiciesen los mercados al otro lado del atlántico, donde el “índice de índices”, sí consiguió superar el 61.8% del “batacazo” bajista, y además vimos en directo, cómo solapaba la onda 1 del recuento de pauta impulsiva que llevábamos para éste, con lo que descartamos el recuento paralelo a los índices europeos del zigzag. Así en nuestro mejor recuento para el SP consistiría en una pauta plana de la que una vez finalizada (no sabemos para cuándo) debería volver la tendencia alcista previa.

Que nadie se llame a engaño, el que nuestros índices de referencia puedan estar inmersos en sendos ZZ, no quiere decir que la tendencia alcista se haya esfumado, únicamente debe se entendido que, la profundidad de la corrección va a ser mayor de la que se pueda producir en los índices USA.

En días posteriores a la caída de los mercados de primeros de febrero, y que hemos bautizado como “tsunami”, era fácil leer en prensa y portales económicos, y más aún cuando el SP consiguió superar el 61.8% del recorte bajista que, los mercados podrían hacer una recuperación en V. Nunca hemos estado de acuerdo con esos planteamiento y así os lo hemos hecho ver durante todo este mes de febrero. Tras un “batacazo” de la entidad del que vivimos en febrero de los que dejan una profunda huellas en los gráficos de los índices, es muy raro que la recuperación sea en V ( alguno podrá recordarme el Brexit o el famoso “Trumpazo), pero a diferencia de éstos, la caída de primeros de febrero lo ha sido tras llegar a unos niveles de sobrecompra y complacencia en los mercados de record.

Pero volvamos a lo nuestro, a lo que nos ha dado pie al comentario de hoy, es decir a lo acontecido en esta semana pasada, con la explosión súbita de una pauta terminal que hemos venido siguiendo desde mediados del mes de pasado de febrero. Si os fijáis en el gráfico que os adjuntamos, tras los mínimos del día 9 de febrero, el futuro del Dax comenzó una corrección alcista formado una pauta plana con sus correspondientes ondas a y b, y en la que únicamente nos quedaba ver la aparición de la onda c, ondas c a las que hemos dedicado un montón de comentarios, y a las que hasta las hemos calificado de “amigas” pues no en balde, en éstas se suelen presentar las mejores oportunidades para operar.

Recordad lo “cansinos” que nos hemos puesto durante todo el mes de febrero ,avisando a nuestros lectores de que nos faltaba un nuevo latigazo bajista, y que tuviésemos cuidado con las emboscadas en los supuestos intentos alcistas que veríamos correspondientes a las ondas C. Hemos repetidos como “papagayos” que las ondas C son el último de los engaños, en este caso de los alcistas, de hacernos creer que, el mercado se escaparía para pillarnos posteriormente con el paso cambiado.

Pero es que en este caso, el mercado no sido capaz de engañar, desde el inicio,a la onda c que nos debería llevar a la “emboscada” se le ha visto ” el plumero” bajista, pues de forma muy fácil, hemos podido comprobar su acuñamiento que, además nos ponía en guardia de que tuviésemos la suerte de poder pillar una jugosa pauta terminal.

A pesar de lo relatado, no ha sido fácil acabar de ver la pauta terminal, pues esta misma semana hubo un primer intento frustrado, del que dimos cuenta de la posibilidad de que hubiésemos visto el corte de su línea 2-4. El corte correcto, lo fue con nocturnidad ( 21:00 horas) del pasado 28 de febrero y la culminación de ésta en el 100% de toda la pauta lo vimos al día siguiente jueves 1º de marzo sobre las 20:00 horas, una hora antes de que llegase a cumplir 24 horas.

Como siempre no nos lo pusieron fácil, pues como he dicho anteriormente, el corte fue a las 21:00 horas, por lo que nos vimos obligados poco antes del cierre del mercado de futuros (22:00 h) a cancelar la posición abierta (ya sabéis que en nuestro ADN el miedo tiene su cromosoma particular). Nuestros temores para el día siguiente jueves 1º de marzo, era dos y contradictorios, pues por una parte no queríamos dejar la operativa abierta (como siempre no nos fiábamos) y por otro teníamos miedo a que los mercados abriesen con un hueco bajista que se llevasen la mayor parte de la caída.

Así las cosas, el jueves 1º de marzo, los mercados abrieron con poco movimiento, y el precio durante la primera hora de sesión facilitó que todos aquellos que creyeron en la pauta terminal, nos subiésemos en la ola y la surfeásemos (pocas son las ocasiones en las que el mercado nos da tantas facilidades) hasta llegar al nivel del 61.8% de toda la pauta en la que cerramos la posición con una sonrisa de oreja a oreja.

No lo hemos dicho porque todos ya lo sabéis que, de todo esto dimos cumplida cuenta en tiempo real por el canal de telegram, así como también por twitter.

La PT constaba de 351 puntos desde el corte de su línea 2-4 hasta el 100% de toda la pauta, de la que pudimos hacer caja en dos ocasiones, una el día del corte y otra y en este caso por “cortesía” de los mercado al día siguiente.

El mercado no siempre suele comportarse así de generoso, pero en esta ocasión se lo vamos a reconocer, pues a pesar de que el corte de la PT lo vimos en la última hora del mercado, al día siguiente en la primera hora antes de la apertura del contado, facilitó que se sumasen a la fiesta los que como nosotros cerramos la posición por miedo, así como los indecisos que el día anterior no lo tuvieron claro.

Pero al festejo por esta pauta terminal se unió otra que llevaba días esperando, y era si recordáis, la cita que tenía con su “cadalso” particular el Dax, consistente en llegar a cumplir el 100% de todos lo objetivos de la pauta terminal de orden superior a la anteriormente relatada, y que tenía su meta en los 11.875 puntos, objetivo que quedó cumplido “sin novedad” sobre las 14:00 horas del viernes 2 de marzo.

En cuanto a lo que pueda suceder en el futuro tenemos que distinguir entre lo más a corto plazo, lo más inmediato o lo que pueda hacer entre el lunes y martes, y lo que seguirá a estos días. Para el lunes 5 no descartamos que se produzcan rebotes alcistas, pues después del latigazo bajista parece normal que asistamos a una corrección alcista, además esta corrección alcista se podría amplificar con los resultados de las elecciones en Italia si fuesen favorables a los partidos más europeístas, igualmente se conocerá el resultado de la decisión que adopten los seguidores del partido social demócrata alemán de apoyar o no en una coalición de gobierno con la actual canciller Angela Merkel.

Pero como decimo esta reacción alcista será breve, pues nos queda ver el final de la onda C correspondiente al zigzag que se ha formado en nuestros índices de referencia (exceptuado como hemos dicho anteriormente al SP), onda C cuya proyección nos podría llevar como mínimo al nivel de los 10.908 (100 % de la proyección de la onda A sobre el final de la B), y a los 9.869 en el caso más extremo ( 161,8% de la proyección de la onda A).

Os adjuntamos el gráfico correspondiente al futuro del Dax con la pauta terminal de esta pasada semana, y otro con las proyecciones de la onda C.

Pasad un feliz domingo y mañana lunes nos volvemos a encontrar por el canal de Telegram.

null

null