Recuentos largo y corto plazo, futuros SP, NASDAQ y DAX.

La semana pasada no publicábamos el comentario  de los fines de semana, y es que aprovechando el puente del día de 19 de marzo (San José) nos dimos unos días de vacaciones, y tuve la ocasión de visitar a mi hijo que por motivos profesionales se encuentra fuera de la provincia en la que vivo. Cuando te apartas  temporalmente de los mercados, tienes la sensación de que siempre ocurre algo importante, y de que estás perdiéndote   lo que se “cuece” en éstos.

Pues bien, esta vez no iba a ser menos, y es que durante los días que hemos estado sin poder seguir la evolución de los índices, éstos han caída con “cierta fuerza”,  nada por otro lado que nos coja por sorpresa pues esperábamos una corrección. Comentar a toro pasado la evolución de los mercados es sencillo,  al igual que es fácil hacer un resumen de lo acontecido semanalmente en relación con el tiempo meteorológico. Cierto es que la meteorología es una rama de la física,  y que ésta sí es realmente una ciencia. El análisis técnico de los mercados no es siquiera una rama de la economía que, por otra parte ésta aunque la tratemos como tal,  dista de ser una ciencia al uso.

Dicho lo anterior, quería dejar constancia de lo difícil que es hacer pronósticos de escenarios futuros en los mercados, y lo fácil que es hacerlos una vez  pasados. Me hace gracia cuando lees algún artículo de analistas de “postín” que con mucha verborrea ocupan muchas líneas o minutos de vídeos explicarnos lo que ha pasado en los mercados que, además y sin querer pecar de soberbia que ya sabemos que es uno de los pecados capitales de trading, ni siquiera a “toro pasado” son capaces de explicar lo ocurrido en los mercados.

No quiero hacer una crítica a todos los que con buena o mala intención intentan hacernos el trading más fácil, pues siempre toda ayuda es buena, únicamente os quería hacer ver de los fácil que nos lo ponen las nuevas tecnologías de la “desinformación” y de la “incomunicación” a todo una pléyade de “charlatanes” entre los que algunos también nos puedan incluir a nosotros que, se dedican o nos dedicamos  a explicar lo que ya ha pasado y nunca a pronosticar lo que pueda ocurrir aun a riesgo de equivocarnos.

Pero vayamos a lo nuestro, y lo nuestro es tan simple como difícil, y es intentar averiguar escenarios futuros. Sabemos de lo  complicado que es  no equivocarse, pero aun así no nos importa aceptar ese reto, pues en definitiva es lo que creemos que  nos  diferencia de los muchos “buhoneros de los mercados” que nos venden “elixires maravillosos” con uno montón de propiedades curativas adivinatorias.

Hoy el reto es grande, quiero haceros unas previsiones para los índices de referencia en el largo y en el más corto plazo. Siempre nos han gustado los retos y hacer previsiones a meses  o en días próximos siempre es complicado. No os voy a engañar, esto ya lo hemos repetido en muchas ocasiones, hacer previsiones a meses vista es poco menos que querer ejercer de “Rapel”, pero no nos importa, pues a veces para poder hacer un pronóstico en el más corto plazo es inevitable hacerlo en el largo plazo.

Sin más prolegómenos paso a haceros los prometidos pronósticos:

 

SP: Escenario 1.-  En el largo plazo el futuro del SP habría dibujado una pauta plana A,B y C, y desde la Navidad del pasado año 2018 estaría formando una pauta impulsiva de escape que, para que s confirmara dicho escenario debería ya no solo superar los máximos de octubre del 2018,  sino rebasar  de forma holgada la zona comprendida entre los 2.994- 3.028 puntos, zona que hemos marcado en el gráfico de largo plazo con dos líneas rojas horizontales.

2.- Escenario en el que no se habría finalizado la corrección y que nos metería en un largo lateral en el que podríamos estar varios años. No os voy a dejar el gráfico pues es tontería hacer un recuento de algo que únicamente tendríamos lo que podría ser una onda A y que es toda la pauta correctiva A, B y C en su totalidad, fijaos de lo que estamos hablando, una onda A de más de casi un año, imaginaos lo que se podría extender en el tiempo la onda B.

En el corto plazo, y en gráficos de 30 minutos, el SP estaría desarrollando una pauta plana en la que nos falta por ver el final de una onda b de implicaciones alcistas. Esta onda b puede estar próxima a su agotamiento, y tras su agotamiento deberíamos ver una corrección en forma de onda c de implicaciones bajistas que, como siempre nos hará pensar que todo se viene abajo, pero nada más lejos de la realidad pues al final de la onda c  de nuevo  vendrá un tramo alcista pues nos queda por ver el final de una 5 onda de implicaciones  alcistas.

De lo que haga el SP al final de esa 5 onda , dependerá el escape del que os hablaba en el largo plazo, y nos permita salir del  largo lateral que se inició a finales del mes de enero del pasado año 2018, o que por el contrario nos metamos de ello en él.

 

NASDAQ:  1. El escenario de largo plazo para el futuro del Nasdaq es muy parecido al del SP, y digo que es muy parecido y no igual, pues el Nasdaq en su onda B correspondiente a los máximos de octubre de 2018 fue mucho más fuerte que en el SP. Sabemos por la teoría de Elliott que, cuando en una corrección en forma de pauta plana como es el caso del Nadaq si la onda B es fuerte, es decir si ésta se proyecta más del 100% de la onda A,  esto es una muestra de  la fortaleza de la tendencia previa que, en este caso es alcista. Esta es la pequeña gran diferencia con el SP, la fortaleza del Nasdaq de la que hablamos la pasada semana, no lo es únicamente en el corto plazo sino también en el largo plazo en comparación con el “índice de índices”. En todo lo demás podemos dar por válido lo que hemos dicho para el SP, ahora estaríamos ante la formación de una pauta de impulso que provocaría el escape caso de superarse los máximos de octubre de 2018.

Al igual que en el SP no tenemos tan claro que se vaya a producir el escape, sino más bien que podamos entrar en una larguísimo lateral del que nos cueste salir meses e incluso años, pero no hagamos “trading ficción” y vayamos viendo lo que ocurre poco a poco.

2.- En el corto plazo, y en gráficos de 30 minutos el diagnóstico es el mismo que para el SP, nos hallamos ante una pauta plana, en la que estamos por ver el final de la onda b de implicaciones alcistas. Cuando finalice la onda b veremos una onda c de implicaciones bajistas que nos harán pensar que todo se viene abajo, será el último de los engaños de las fuerzas bajistas antes de que vuelve de nuevo la tendencia alcista que nos debe llevar a ver una onda 5 de implicaciones alcistas y será en su agotamiento donde  se la  “jugará” el tecnológico.

 

DAX: He dejado para el final el futuro del Dax, pues de siempre ha sido el “buque insignia” de nuestro índices de referencia, con él hemos aprendido lo poco que sabemos de este mundillo de “pìllos”,  y a él le debemos nuestra “tóxica relación” con los mercados.

1.- En el largo plazo y a diferencia de los índices de EE.UU, el futuro del Dax estaría dibujando una pauta plana, figura correctiva que al igual que el resto de índices se inició a finales del mes de enero de 2018, inició que cómo ya hemos comentado hasta la saciedad, produjo un “tsunami” en el índice alemán como consecuencia de la “explosión” de una pauta terminal de más de 1.700 puntos del Dax.  Pues bien,  según el recuento de largo plazo, las ondas A y B ya estarían finalizadas y nos faltaría por ver el desenlace de la onda C que, en estos momentos nos estaría dejando una onda 4. La onda  C durante su desarrollo nos ha dejado un montón de dudas, pues la hemos  estado siguiendo como un zigzag en el que nos faltaría por ver el agotamiento de la onda C que, nos daría paso  a la onda 5 de la C de grado superior (de la pauta plana) para hacer de una vez por todas suelo y arrancar de nuevo  en continuación de la tendencia alcista.

Como decíamos para los índices de EE.UU, éste sería el recuento ideal, pero mucho nos tememos que, nos puedan  meter  en un largo lateral que nos llevaría meses e incluso años salir de él.

2.- En el más corto plazo, en gráficos de 30 minutos nos encontramos en lo que podría ser una pauta plana (pues todavía la onda b no ha retrocedido al 61.8% de la onda a) correspondiente a la onda 4 de la onda C del zigzag de la onda 4 de la onda C de grado superior que se inició en los máximo de octubre del pasado año 2018.

Creo que con tanta letra y números alguno se haya perdido,  no se preocupe pues no pasa nada, lo importante ahora no está en el largo plazo, lo importante está en el corto y por ahora en el corto o lo que pueda hacer el lunes es subir algo más hasta llegar al menos al 61.8% del retroceso sobre la onda a para cumplir con lo que la teoría exige para las pauta planas. Una vez llegado ahí vendrá una caída que, nos es más que la onda c que, como siempre nos harán pensar de que todo se viene abajo (esta mismas canción ya la habéis escuchado en los índices de EE.UU) para después subir en busca de  una onda 5  de implicaciones alcistas.

Es fin de semana, no os caliento más la cabeza, únicamente os quería poner en situación, de todas modos ya sabéis que nos podéis encontrar todos los días por nuestro canal de Telegram, en el que en tiempo real os iremos informando de lo que vayan haciendo nuestros índices de referencia.

Pasad un feliz domingo y el lunes nos volvemos a encontrar en el canal de Telegram.

Gráficos cortesía de Tradingview

https://es.tradingview.com/

SP LP
SP CP
NASDAQ LP
NASDAQ CP
FDAX LP
FDAX CP